Los detectives privados y la inseparable LOPD

La relación entre los detectives privados y la LOPD siempre resulta complicada. De hecho, estos profesionales se ven envueltos en envueltos en escándalos que incluso les superan. ¿Cómo se soluciona esto? Haciendo un buen uso de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Los detectives y la LOPD, el Derecho a las Nuevas Tecnologías y el Derecho Informático

Esta profesión, además, ha cambiado con el tiempo. Actualmente, los detectives también tienen que tener en cuenta el Derecho a las Nuevas Tecnologías y el Derecho Informático para no traspasar los límites legales sobre las que quedan asentadas las nuevas formas de comunicación digital.

detective privado lopd proteccion datos sevilla

Por ello, el detective tiene que ser consciente en todo momento con qué datos está trabajando y cómo y cuándo sacarlos a la luz. Y es que al tratar con datos personales, debemos tener permiso del implicado para trabajar con ellos. Pero, por otro lado, esta profesión se basa en la vigilancia y la investigación. Entonces si avisamos al investigado, no tendría sentido continuar con la labor de vigilancia.

Y ante esta confrontación de intereses, la Agencia Española de Protección de Datos comunicó acerca del tratamiento que se podía hacer con los datos de una persona si ésta no daba, a priori, su consentimiento. Entonces se registró el Artículo 48.3 de la Ley 5/2014 de Segunda Privada, lanzada el 5 de abril. En el mismo se concretaba sobre los medios que pudieran atentar contra la intimidad de las personas.

Sin embargo, aquí también hay que destacar la intención de una tercera persona que justifique y haga legitima la investigación. Este aspecto, fundamental, queda recogido en el citado artículo.

¿Qué datos puede obtener un detective?

Ante esta disyuntiva acudiremos de nuevo a la Agencia Española de Protección de Datos. Y aquí veremos qué requisitos deben cumplirse para llevar a cabo una labor legítima de investigación.

Así, el detective podrá investigar legalmente siempre y cuando tenga los datos personales y objetivos facilitados por la persona que solicita el encargo. Además, estos datos se guardarán durante tres años y se eliminarán tras este plazo. No obstante, si los mismos están inmersos en un proceso judicial, se quedarán bloqueados hasta que el juez dicte la sentencia. Entonces podrán ser entregados al cliente si las autoridades oficiales dan el pertinente permiso.

Por otro lado, los datos también deben seguir las indicaciones del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos. Aquí se trata de proteger el origen étnico o racial, las opiniones políticas y religiosas, datos genéticos y de salud así como la condición y orientación sexual.

Con todo, la labor de los detectives privados se enmarca dentro del Derecho a las Nuevas Tecnologías. Éstos deben saber hasta qué punto pueden llegar (sin sobrepasar) respecto a la LOPD. Y siempre colaborando con la justicia si la investigación del detective fuera necesaria para una investigación policial u oficial.